rencontre annuelle fhf des cadres Cuando tratamos de datar los primeros testimonios del cristianismo a traves de la arqueología nos encontramos una terca realidad,no existe nada antes del ultimo tercio del siglo III.Excluyendo a los evangelios cuyas dotaciones distan de ser científicas,los referentes más antiguos son las catacumbas y un sarcófago,ambos datados en las postrimerías del sigo III.Las explicaciones oficiales se enfocan a argumentar que en el primer cristianismo influenciado por el judaísmo estaban prohibidas las imágenes de dios pues asi lo explicitaban los mandamientos.Esto ,sin embargo, no explicaría la ausencia de sarcófagos anteriores con inscripciones o incluso pinturas como las de las catacumbas alusivas al tema cristiano.Es una realidad más que nos indica que toda la historia de los tres primeros siglos del cristianismo penden de una sola fuente «historia eclesiástica » de Eusebio de Cesarea,gran tabulador al servicio de la nueva religión universal puesta de largo en el concilio de Nicea,quien explica que en dicho concilio se congregaron mas de 1700 credos de distintos dioses y creencias distintas.El propio Eusebio menciona que el primer emperador cristiano fue Filipo el árabe a quien emparentaba con Constantino,curiosa casualidad que también gobernó en la segunda mitad del siglo III.